Advertisements

Scarlett O’Hara es feminista

Scarlett O’Hara (o Escarlata, como la rebautizó el doblaje español) es uno de esos personajes de la historia del cine que se han quedado grabados en nuestra retina. No es la primera heroína cinematográfica pero para nosotras, como espectadoras, es uno de nuestros primeros referentes. Nos tragamos “Lo que el viento se llevó” en la tele de bien pequeñas, adormiladas por las 4 horas de película y sin entender muy bien qué nos estaban contando, pero era imposible apartar la vista de Ella (¿Cómo olvidar ese deslumbrante vestido de cortinas? ¿Cómo olvidar ese contraluz en el que jura a Dios que nunca volverá a pasar hambre?) Es la auténtica reina de su historia pero, ¿merecía que diseñáramos una prenda en su honor? ¿Scarlett O’Hara es feminista? ¿Una mujer manipuladora y caprichosa se pude convertir en una heroína rompedora? Creemos que sí y te contamos por qué.

Qué nos cuenta “Lo que el viento se llevó”

La película está basada en el novelón escrito por Margaret Mitchell en 1936, que aún hoy sigue siendo uno de los más reputados libros de la historia de la literatura de Norteamérica. Se llevó el Pulitzer y se convirtió en un fenómeno de masas en su época.

La novela (y la película) se ambienta en el sur de los Estados Unidos durante la época de la Guerra de Secesión. Cuenta la historia de Scarlett O’Hara (interpretada por Vivien Leigh), hija del dueño de la plantación Tara, en Atlanta (lugar de nacimiento de la autora) La trama gira en torno a los conflictos internos de O’Hara, su amor no correspondido, sus matrimonios fallidos; pero, sobre todo en torno a su supervivencia, a las dificultades de la guerra y a la superación.

Scarlett O’Hara es feminista: rompiendo moldes

Es una sociedad clasista y racista en la que los hombres están destinados a ser grandes caballeros, gracias al trabajo de los y las esclavas. En ese sentido, Scarlett rompe con su destino impuesto de mujer y por eso nos gusta tanto.

Scarlett O’Hara se presenta como una joven vanidosa, egoísta, consciente de su belleza y de su habilidad para conseguir lo que quiere. Disfruta sometiendo a los hombres a su voluntad. Ha vivido una vida acomodada, pero no se conforma con el papel que le ha otorgado la sociedad.

Scarlett O'Hara es feminista

La evolución del personaje

En la guerra, desaparecidos los pretendientes, no se limita a las obras benéficas ni a ejercer de enfermera, el cuidado y la entrega a los demás no es una de sus cualidades. La guerra la hace una mujer fuerte y la posguerra, una mujer dura. Es ahí donde pasará agudas penurias económicas y hambre bajo la responsabilidad de mantener a su familia y la plantación.

La Scarlett que nos presentaron al principio se ha esfumado. Logra que sobrevivan aquellas que la rodean y se enfrenta a cualquier adversidad. Nada puede frenarla. Ante el peligro, ella es quien toma las riendas, quien logra resucitar a su adorada Tara.

«Aunque tenga que mentir, robar, mendigar o matar, ¡a Dios pongo por testigo que jamás volveré a pasar hambre!«

Scarlett O’Hara

Scarlett O’Hara es feminista: rebelde con causa

No es sumisa, no se deja manipular por los hombres y tampoco quiere vivir a su sombra. No es una heroína, pues sus valores están lejos de lo que dictaba la moral de la época, es interesada y muy egoísta. No es simpática, ni entrañable y tampoco desea serlo; es soberbia, irreverente y muy independiente.

Scarlett O'Hara es feminista

A lo largo del filme, la vemos descender desde la cima hasta los mismísimos infiernos, sin embargo, nunca permite que nada, absolutamente nada, termine por hundirla. Indomable, bella, coqueta… pero, sobre todo, luchadora, una auténtica superviviente imposible de derrotar.

El feminismo de Scarlett O’Hara

Escarlata O’Hara es feminista. fue un icono de modernidad, un símbolo de supervivencia. Pese a cuatro horas de fechorías, jamás se puso de rodillas ni sufrió la moralina de un Hollywood que castigaba a los personajes femeninos que se salían del tiesto.

Es un personaje único, capaz de romper con todos los dictados patriarcales que pretendían escribir su vida, capaz de seducir a cualquiera, capaz de hacer negocios con sus antiguos enemigos, capaz de casarse sin amor como mera estrategia de supervivencia. Capaz de afirmar que todo lo que le preocupa lo pensará mañana, “después de todo, mañana será otro día”.

Nuestra camiseta inspirada en Scarlett O’Hara.

‘Lo que el viento se llevó’ es racista y también una obra maestra del cine

Y respecto a la polémica de que HBO Max decidiera retirarla de su catálogo, aquí va nuestra opinión: Censurar la ficción no cambia la realidad. ‘Lo que el viento se llevó’ es un film racista, no porque tenga actitudes activamente violentas contra personas de color, sino porque pertenece a un pedazo de historia Norteamericana. Y Norteamérica era racista cuando se hizo (y lo sigue siendo, en buena parte, ahora).

El preestreno del filme se hizo en Atlanta en 1939. La actriz Hattie McDaniel –que interpretaba a Mammy, una de las sirvientas de la familia O’Hara– fue la primera actriz afroamericana en ganar un Premio Óscar, pero tenía prohibido asistir a la premiere de su propia película. Incluso cuando la actriz ganó el Oscar, se tuvo que sentar separada de sus compañeras, al fondo de la sala del Ambassador Hotel de Los Angeles, donde tuvo lugar la ceremonia, por esas mismas leyes racistas.

Tenemos que verla en su contexto, con perspectiva y ojos críticos y, si es posible, con un poco de humor. Isabel Coixet lo explica súper bien.

Contadnos, ¿cómo lo veis vosotras?



[ad_2]

Advertisements

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *