Advertisements

Camiseta Protesta: historia y evolución de nuestra bandera

Este post está dedicado a nuestras inseparables compañeras: las camisetas. En Animosa las adoramos, más aún cuando con su diseño no dejan a nadie indiferente. Tachuelas, drapeados, camisetas con mensaje… las posibilidades son infinitas. Hoy os hablamos de la camiseta protesta. Símbolo de libertad para las hippies, de rebeldía para las punkies y de reivindicación social en nuestros días.

En Animosa lo tenemos claro: es la prenda estrella de cada temporada, atrás quedan los años en los que se la consideraba solo una prenda interior. La camiseta ha demostrado ser la prenda más versátil de nuestros armarios. Aunque muchas personas atribuyen su fama al rodaje de Un tranvía llamado deseo con Marlon Brandon (1951), desde aquí reivindicamos a Coco Chanel y su camiseta marinera de comienzos de siglo XX. Desde entonces, esta prenda de algodón nunca ha dejado de ser aliada del cambio, su evolución te sorprenderá. ¡Vamos a por ello!

Los años 60 y las Hippies

La camiseta se transformó con el movimiento Hippie en una herramienta de protesta. Por aquel entonces, muchas personas aún veían a la camiseta como una prenda poco formal, lo que la hizo más apetecible aún a este movimiento. Su filosofía de «Paz y Amor» quedo plasmada en el vestuario de las mujeres de los 60 con estampados hechos en su mayoría por ellas mismas. Diseños psicodélicos, color y reclamos como el de No a la guerra se hicieron presentes. Fueron los años también de la segunda ola del feminismo y por ese motivo desde Animosa decidimos rendir homenaje a este movimiento con prendas tie-dye con troquel del símbolo de la paz.

El relevo Punk de los años 70

La nueva década traía consigo la contracultura del Punk, con una gran presencia femenina. Mujeres como Vivian Westwood con su propia marca de ropa, le dieron un giro de tuerca a la camiseta, muchas veces trabajando sobre viejas prendas de los años 50. Imprendibles, tachuelas y serigrafiados se añadían a las prendas para dejar claro que la vestía una mujer rebelde. Las botas militares, el cuero y los cuadros escoceses acompañaban a las camisetas, y marcaban la gran influencia que este movimiento tuvo en el Reino Unido. La polémica fue siempre de la mano de la moda punkie, se rasgaba la ropa con el único propósito de romper con lo establecido. En Animosa siempre hemos reivindicado la rebeldía femenina, y no podemos negar la influencia del punk.

La camiseta protesta y los movimientos sociales de los años 80

Los años ochenta supusieron una nueva revolución artística y social, cercana a los movimientos de lucha de derechos. La preocupación por la expansión del VIH, las ansias de libertad de la juventud y las primeras voces reivindicativas sobre los derechos lgtbq+ se hicieron presentes en esta época. Esta es la década que vio caer el muro el Berlín. Camisetas con lemas como Use a Condom fueron un auténtico (y necesario) escándalo, prueba del poder de la camiseta protesta.

Camiseta protesta
La diseñadora Katharine Hamnett en 1984, saludando a Margaret Thatcher, con una camiseta contra la guerra termonuclear. Apareció en la portada de casi todos los periódicos británicos.

Los ochenta tuvieron una especial relevancia en España, tras el asentamiento de la democracia. Colores fluorescentes, denim en todas las prendas, hombreras, leggins y minifaldas tomaban la noche ( y el día), era una juventud que deseaba ser oída y vista por primera vez en mucho tiempo. Dejad que recordemos el papel de Vigo en la movida, ciudad desde la que os escribe esta servidora, y desde donde diseñamos toda nuestra colección. ¡Aquellos años locos nos sirven de inspiración hoy!

Camiseta protesta en la actualidad

Tenemos que volver a la actualidad para vivir un nuevo renacer de la camiseta serigrafiada de la mano del feminismo. El papel del 8M y los movimientos como el metoo, han conseguido desterrar el miedo a definirse como feminista y mucho más a vestirse orgullosas de ello. Las camisetas protesta feministas se han colado en editoriales de moda y han subido a la pasarela para dejar claro que esto no es una moda pasajera, porque si va unida a un compromiso, es una forma de cambiar el mundo con pequeñas acciones.

Camiseta protesta
Si Dior se subió o no al carro del feminismo, lo debatimos otro día.

Hoy en día es más que necesario luchar por nosotras y nuestras compañeras. Por ello concebimos nuestra ropa cómo una declaración de intenciones, más que cómo una prenda que nos cubre. Este ha sido siempre el espíritu de Animosa: empoderamiento femenino, visibilidad y voz para las grandes mujeres de la historia que nos han cedido el relevo.

Camiseta protesta

Desde aquí pensamos que a la camiseta protesta le quedan mil batallas más que luchar, como nos quedan a nosotras. Cuéntanos, ¿Cual es tu época preferida o con la que te sientes más identificada? ¿Cuántas camisetas protesta hay en tu armario? ¿Qué dice tu ropa de ti?

Advertisements

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *