Advertisements

Los 10 regalos de Reyes de los 90 que te transportarán a tu infancia

Si fuiste un niño en los 90 seguro que te invaden los recuerdos de cómo escribías la carta a los Reyes Magos después de haber visto tus muñecos y juguetes favoritos en los anuncios de la tele o en el catálogo de El Corte Inglés, Toys R Us, de Juguettos o de Imaginarium. De hecho, si echas un ojo al catálogo de El Corte Inglés de la Navidad de 1990-1991, seguro que te hace viajar a tu infancia y traerte muy buenos recuerdos. Y es que en los 90 no había muchos almacenes de juguetes. Los Reyes se las apañaban comprando los regalos en los grandes almacenes o en alguna tienda que encontraban en cualquier centro comercial porque, como todos sabemos, el comercio electrónico en aquella época no era tal y como lo conocemos hoy en día.

A todos nos invaden los recuerdos de cómo íbamos a echar la carta al buzón de los Pajes llenos de nervios y felicidad. Cómo íbamos en enero a la cabalgata a recibir a los Reyes Magos y coger los caramelos que nos tiraban. Después regresábamos a casa, poníamos debajo del Belén unos zapatos o zapatillas y algo de comida y nos íbamos a dormir. Al día siguiente nos llevábamos una gran sorpresa al ver nuestros regalos junto a los zapatos y los abríamos con mucha ilusión.

Para compartir contigo toda la felicidad que sentíamos hemos querido recopilar 10 regalos de Reyes de los 90 que todo niño Millennial de la última década del siglo XX ha tenido. Y vienen con alguna curiosidad que seguro que te sorprende, así que sigue leyendo.

Los Tamagotchi

Cualquier persona que haya sido un niño en los 90 ha tenido un tamagotchi, si no como regalo de Reyes, como regalo en cualquier otra época del año. Los Tamagotchi se hicieron muy populares en 1997 de la mano de la marca japonesa de juguetes Bandai y los lanzó El Corte Inglés en su catálogo ese mismo año.

Si te acuerdas, el tamagotchi era un pequeño aparato electrónico en forma de huevo al que tenías que cuidar. A través de la pantalla, esta pequeña mascota te pedía cosas: desde que le dieras de comer, hasta que le llevaras al baño o que le metieras a dormir. Era una forma de mostrar todas las responsabilidades que conlleva cuidar a una mascota. Si no le cuidabas bien se convertía en una pesadilla, y si le dabas lo que necesitaba era la criatura más amorosa del mundo.

El Tamagotchi fue un boom en los años 1997 y 1998, y todos los niños de la época tenían uno. ¡Seguro que tú también! Fue el top 1 de los regalos de Reyes de ese año.

La PlayStation 1 y la Nintendo 64

Si de algo estamos seguros es de que todo gamer millennial ha incluido en su carta a los Reyes una PlayStation 1 o una Nintendo 64. ¿Alguna vez has jugado al mítico dragón Spyro o a los juegos de Pokemon? Si tu respuesta ha sido sí, corroboramos que estas consolas eran esenciales en la década de los 90.

La PlayStation salió a la venta el 3 de diciembre de 1994 y durante los 10 años que estuvo en el mercado se vendieron más de 100 millones de ejemplares. En España comenzó a comercializarse en septiembre de 1995 y seguro que te la regalaron en ese año si has jugado a juegos como Ridge Racer, Battle Arena Toshinden o Killeak: The Blood. Lo que más nos recuerda a todos los que jugamos con ella en la década de los 90 es su cabecera y el hecho de que tenía lector de CDs y se podía escuchar música con su super reproductor.

Y de la Nintendo 64 recordamos sobre todo los juegos de Pokemon y los de Super Mario 64, que tuvieron muchísimo éxito en esta consola. La Nintendo 64 tenía la peculiaridad de que no funcionaba con CDs, sino que sus juegos eran cartuchos de color gris que se introducían en la consola para jugar. Se puso a la venta en el año 1997 en España y marcó a toda la generación millennial de los años 90. Si quieres volver al pasado te recomendamos ver los regalos de reyes para gamers que tenemos en Curiosite.

Las minicadenas con CDS y cintas

Todo niño de los 90 ha tenido una minicadena para escuchar su música favorita, ya sea por CDs o por cintas. Porque sí, las cintas todavía existían y las seguíamos usando. O quién no se acuerda de cuando un amigo o amiga te dejaba un CD para que lo grabaras, y cómo cogíamos una cinta vieja de casa para grabar encima de ella el CD entero. También recordamos el quedarnos mirando mientras se grababa para darle la vuelta a la cinta lo más rápido que pudiéramos y continuar la grabación por la otra carilla sin que se notara demasiado el salto en la canción.

Con las canciones que más nos gustaban de la radio pasaba lo mismo. Teníamos que estar pendientes de cuándo salía la canción que nos gustaba para darle a grabar.

Las barbies y los nenucos

Toda niña de los 90 ha jugado con barbies y nenucos, y eran su prioridad en toda carta a los Reyes Magos. Y es que las muñecas Barbie fueron un fenómeno de ventas desde su aparición en los años 70. Había Barbies de todo tipo, desde las muñecas Barbie de toda la vida, hasta el coche, la Barbie dentista y sus accesorios e incluso el novio de Barbie: Ken. Fuera cual fuera tu Barbie favorita, seguro que has jugado con más de una de ellas.

Y después estaban los muñecos de Nenuco de la marca Famosa. Si hay algo que recordamos de estos muñecos son los míticos anuncios de Famosa con sus canciones tan pegadizas que nos enganchaban a todos. El que más éxito tuvo fue el Nenuco cambiador, que venía con una mochila con ropa donde podías cambiar a tu muñeco.

Los Furbys

Si fuiste un niño en el año 1998 sabrás de la existencia del Furby. Es más, seguro que tuviste uno porque entre los años del 1998 y 2000 todos los niños tenían uno. Y es que solo en la Navidad de 1998 se llegaron a vender casi dos millones de unidades.

El Furby era un muñeco electrónico parecido al Tamagotchi pero mucho mejor porque no solo tenías que cuidarle, sino que podías interactuar con él. Recogía el sonido exterior para repetir las frases que le decías como si fuera un niño, y se comunicaba contigo y con otros Furbys.

Una peculiaridad de los Furbys es que, a pesar de lo adorables que eran y del éxito que tuvieron entre los niños millennials de los 90, acabaron prohibiéndolos. Esto fue así porque ya en el año 2000 todo el mundo tenía un Furby, es decir, que hasta había adultos estadounidenses que en su lugar de trabajo tenían a este muñeco decorando su escritorio. Como el Furby estaba causando tanto furor, la NSA empezó a creer que estaba diseñado para espiar conversaciones confidenciales y robar información. Y ese fue el motivo por el que lo prohibieron. No obstante, todos los que fuimos niños en los 90 lo recordaremos con mucho amor y estará siempre en nuestros corazones.

Las Polly Pocket

¿Quién no se acuerda de estas adorables muñecas? Las Polly Pocket eran unas muñecas en miniatura que venían dentro de unas cajitas que hacían de su casa. Si abrías la cajita podías encontrar todo lo necesario para jugar con ellas en su hogar. Eran de la marca Mattel y salieron a la venta a finales de los años 80, aunque tuvieron muchísimo éxito en los años 90.

Y ahora vamos a darte un dato muy interesante que te dejará de piedra y quizás te haga sentir un poquito mayor. Las muñecas Polly Pocket de los 80 y los 90 no solo estarán para siempre en nuestros corazones, sino que si las conservas, puedes venderlas por hasta 8.000 euros. Estas muñecas dejaron de fabricarse en el año 2015 y se convirtieron en objetos de coleccionista. Tanto es así que hay personas que las han vendido por más de 6.000 €. Eso sí, para poder venderlas por este precio tienen que ser de las primeras que sacaron, las que comercializó la marca BlueBird. Puedes ver toda la información aquí.

Juegos de mesa como Operación y Quién es Quién

Los juegos de mesa representaron un papel muy importante también en la infancia de los Millennials de los años 90. Todos recordamos juegos de mesa como Operación, el Tragabolas, el Cocodrilo Sacamuelas o los Patitos CuaCua. Todos los juegos que nos encantaban eran de la marca MB y pasábamos tardes e incluso días jugando con ellos. Las chicas jugábamos al juego Línea Directa, mientras los chicos jugaban a Crossfire. Juntos nos lo pasábamos en grande jugando a los barquitos (el Hundir la Flota se llamaba) o con el Quién es Quién.

El Scalextric

El regalo de Reyes de las generaciones Millennial por antonomasia es el Scalextric. En cada década hay varios distintos, pero este de los 90 es el que más nos gusta a nosotros. Nos flipaba bastante y nos encantaba jugar con este circuito de carreras. El problema era lo complicado que resultaba encontrar un sitio donde cupiera.

La casa de los Pinypon

La casa y la granja de los Pinypon eran unos juguetes muy cotizados por los niños de los 90. Nos lo pasábamos en grande jugando con estas mini figuritas de plástico, cambiándoles la ropa y el pelo entre sí, y paseándolos por su casita y su granja. Venían con todos los accesorios, los animales de la granja, los rastrillos, los paquetitos de paja, las camas en la casa, los utensilios de cocina…

Las bicicletas BH

Todo niño de los 90 ha tenido una bicicleta de la marca BH. Había de todos los colores y tamaños, y fueron las bicicletas con las que aprendimos a montar. Primero con los ruedines y después solo con las dos ruedas. ¡Nunca las olvidaremos!
Esperamos que estos 10 regalos de reyes de los años 90 te hayan gustado y te hayan transportado a tu niñez. Estamos convencidos de que sigues conservando alguno de ellos y no te culpamos porque son una joya. Si aún no sabes qué regalar este año te invitamos a que visites nuestra sección de regalos para reyes para amantes de los retro, te encantará nuestra selección.

Advertisements

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *