Advertisements

10 acciones para reducir la huella de carbono sin sacrificios Animosa Blog

Si te fijas, cuando se habla de cambio climático, a menudo se nombra la huella de carbono. Pero ¿qué es esto exactamente? Pues es la unidad utilizada para medir el volumen total de gases de efecto invernadero que produce cada una de nuestras acciones. Desde el café que nos tomamos en el desayuno al medio de transporte que utilizamos. Ahora bien, no es fácil adivinar qué medidas tomar en nuestra vida diaria para que la factura al medioambiente sea menor. En este post te presentamos 10 acciones para reducir la huella de carbono sin sacrificios y sin renunciar a tu comodidad. Vamos a verlas.

1. Compra a granel y producto de cercanía

No nos cansamos de decirlo. Comprar productos de cercanía en negocios de tu barrio o ciudad, no solo beneficia a tu comunidad creando empleos en la zona, sino que reduce la huella de carbono de un producto al haber viajado menos. Si además, tratándose por ejemplo de alimentos, puedes comprarlos a granel, no solo ganará el planeta sino también tu bolsillo. En Animosa lo tenemos claro, comprar en pequeño comercio es reinvertir en ti.

2. Llévate una taza al trabajo

Pues eso, destierra las tazas de plástico de la máquina de café de la oficina y llévate tu propia taza. Amantes del café, fieles del té, creo que todas estamos de acuerdo: sabe mejor cuando se bebe en una taza y es más responsable. Aprovecha la ocasión para marcar la diferencia con una taza que deje claro tu personalidad y tu compromiso con el medio ambiente.

3. Usa copa menstrual

Hablando de reducir el consumo de plásticos. Una mujer puede llegar a usar más de 6.000 productos de higiene menstrual a lo largo de su vida. Artículos de un solo uso que generan residuos imposibles de reciclar. Sin embargo, una copa menstrual tiene una vida útil de 10 años y está compuesta únicamente de silicona médica. Si crees que la copa aún no es para ti, no te preocupes, existen más alternativas como las compresas de tela o las bragas menstruales.

4. Cambia las bolsas de plásticos por tote bags

Lo has vivido: estar paseando y acordarte de que no hay leche en la nevera. Si usas Tote bags no tendrás que pensar en cargar con lo que compres ni en pagar por bolsas de plástico o cartón que acabarán guardadas en un cajón. Sustituir las bolsas de plástico por tote bags de larga duración, hechas de denim o lona, es una acción que ayuda a reducir la huella de carbono y es mucho más cool que malgastar plástico.

5. Reducir la huella de carbono invirtiendo en prendas de mejor calidad

El fenómeno del fast fashion ha impuestos unos hábitos de consumo inasumibles por el medioambiente. Una tendencia que se resume en prendas que se rompen tras el primer uso y que pasan de moda antes de que acabe la temporada. Tranquila, estás en el lugar adecuado. Animosa apuesta por la máxima calidad en sus prendas y eso ayuda a construir un fondo de armario más sostenible y duradero. Rodearte de ropa de calidad, atemporal y que de verdad represente tu estilo, te permitirá ahorrar en gastos innecesarios y reducirás la huella de carbono en uno de los sectores más contaminantes.

6. Apoya a las empresas comprometidas con el medioambiente

Cuando hablamos de medidas para reducir la huella de carbono se suele apelar a la responsabilidad individual y estamos de acuerdo con ello. Pero las empresas, como agentes de la sociedad, también son responsables de la contaminación que producen y de las medidas que toman al respecto. Y nosotras de apoyar a las iniciativas empresariales que se comprometen a ser responsables con el medioambiente.

Es por este compromiso con nuestro entorno que Animosa se encuentra registrada en el proyecto del Ministerio de Transición Ecológica de reducción de la huella de carbono. Motivo por el que recibimos el sello de calidad del ministerio. Accede a la web y verifica esta información utilizando el buscador de proyectos asociados. Nuestro código es el 2021-a0542 !

7. Contrata energías renovables

Esta es una modalidad de tarifa eléctrica que te permite apoyar el desarrollo de fuentes de energías, como la solar o la eólica, mediante el consumo de tu hogar o de tu empresa (como es nuestro caso). Por ello decidimos cambiarnos de compañía eléctrica a Nosa Enerxía, una comercializadora de base cooperativa que suministra energía eléctrica 100% renovable.

No es más cara que la electricidad convencional y por el contrario tiene muchas ventajas frente a ella: una alta eficiencia energética y la ayuda a conservar los recursos naturales.

8. Usa el buscador Ecosia

Debes saber que también existe la huella de carbono digital, que mide las emisiones de nuestra actividad en internet. Para contrarrestar todas las reproducciones en bucle de esa canción que no te gustaría reconocer que te encanta, te proponemos usar Ecosia. Un motor de búsqueda que nació con el objetivo de frenar la deforestación. Traduciendo búsquedas en árboles plantados, y vaya si lo están consiguiendo. En sus últimos 10 años han plantado más de 143 millones de árboles.

9. Reducir la huella de carbono borrando tus emails

La huella de carbono detrás de un correo electrónico es algo que suele sorprender. Existe un gesto cotidiano que muchas repetimos por costumbre, el de archivar los correos en vez de borrarlos. Mantener esos correos que no leerás en la nube, supone un gran gasto en electricidad. Limpia tu correo de mensajes en cadena y de pesados documentos adjuntos para aligerar tu bandeja de entrada ¡y tu mente!

10. Usa papel reciclado

La gestión de los residuos de papel es vital para reducir nuestra huella de carbono. Reutilizar las hojas en blanco de las agendas de años anteriores o utilizar papel reciclado para imprimir son medidas que evitan el corte de nuevos árboles. De hecho, 12 árboles se salvan por cada tonelada de papel recuperado. En Animosa queremos minimizar los envíos en plástico, por ello iremos sustituyendo los sobres plásticos por cajas y sobres de papel reciclado y reciclable.

Sustituir carnes por vegetales, usar una botella de agua reutilizable o desenchufar los aparatos eléctricos que no estamos utilizando, son otros de los tips posibles para reducir la huella de carbono. ¿Se te ocurre alguno más?

Advertisements

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *